• Llámanos a carpinteria Madrid 91.669.77.65

  • Si hemos decidido complementar y reforzar la seguridad de nuestro hogar con puertas, cancelas o rejas de hierro, debemos saber que dichas estructuras exigen de manera periódica un mantenimiento fácil y sencillo de realizar. Muchas personas no saben cómo se debe efectuar el mantenimiento de las cancelas, puertas o rejas, sin embargo, queremos contarte que este esta tarea es fácil de realizar y no tendrás que invertir una gran cantidad de tiempo y dinero en las labores de mantenimiento.

    Nuestra empresa, como especialistas en carpintería metálica, posee una dilatada experiencia en las labores de limpieza, aseo y mantenimiento de las rejas, cancelas y puertas, por lo que a continuación te explicaremos con se realizan estos procedimientos.

    Como se limpian las rejas, cancelas y puertas de hierro

    Antes de iniciar con la limpieza de nuestras instalaciones de hierro debemos conocer la periodicidad con la cual debemos realizar esta tarea en base al grado de exposición a suciedad y elementos lesivos que posee la puerta o reja, ya que, por ejemplo, los enrejados de hierro que se encuentran en viviendas ubicadas a pocos metros del mar no requieren el mismo tipo y grado de mantenimiento que una cancela, puerta o reja que estén instaladas en un lugar aislado de los factores atmosféricos y climáticos.

    Las estructuras elaboradas en hierro, ya sean puertas o cancelas que se ubiquen en la parte interna de la vivienda solo necesitaran una simple limpieza rutinaria con el uso de una toalla húmeda para eliminar el polvo que estas puedan acumular, mientras que, por otro lado, los enrejados instalados en el exterior que se exponen diariamente a las variaciones de la temperatura, a la humedad, lluvia y fuertes vientos requieren servicios de mantenimiento más complejos.

    En el caso de que la puerta, reja o cancela presenta costras de corrosión u oxido, necesitaremos un cepillo con cerdas metálicas, una lija o lanilla metálica con la cual retiraremos la corrosión. Posteriormente con el uso de una esponja de metal ya sea de alambre o acero añadiremos un fino recubrimiento de parafina liquida que debemos haber calentado previamente en baño María. Finalmente, al secarse la parafina daremos el acabado final con un poco de cera sin color que aplicaremos con un trapo para que la cancela, puerta o reja luzca radiante y como nueva.

    Lograr un mantenimiento prolongado

    Una vez finalizada la limpieza o mantenimiento que hemos descrito anteriormente, es necesario garantizar que el trabajo realizado sea duradero ya que de lo contrario tendremos que limpiar constantemente las puertas o cancelas. El mejor método para proteger estas estructuras de hierro del desgaste y la suciedad es pintándolas.

    Antes de pintar nuestras rejas debemos lijarlas de forma efectiva para eliminar todo tipo de costras y oxido que puedan alterar la adhesión de la pintura a la estructura metálica. En cuanto al tipo de pintura a utilizar es necesario elegir recubrimientos que posean protección ante la corrosión y que sean especialmente fabricados para pintar hierro. Lo más recomendable es escoger pintura tipo semi-mate y finalmente, luego de que seque la pintura agregar un recubrimiento de minio. Este un producto color naranja que tiene la capacidad de proteger al hierro frente al oxido por sus cualidades anti-oxidantes.